miércoles, 17 de julio de 2013

¿Quieres cambiar algo? Empieza por ti mismo!!!

Cuando estamos pensando en algo, lo que sea, a veces son pensamientos perfectamente provocados por nosotros mismos, es igual que sean los que sean, otras veces son pensamientos inconscientes que nos llegan a la cabeza de forma tonta, y ahí se quedan dando vueltas por la frente y detrás de las orejas, y lo que tienen estos pensamientos es que son la mayor parte nefastos, negativos, maliciosos y uno nos lleva a otro, repito, casi todas las personas piensan que surgen inconscientemente del subconsciente, pero alguien los ha tenido que poner allí, y como nadie puede entrar ni en nuestra cabeza, ni en el inconsciente y mucho menos el subconsciente, solo queda una persona que puede hacer esto, y es la propia persona la dueña de la cabeza en cuestión, osea nosotros mismos. Bien pues estos pensamientos que surgen ¡puf! de la nada son los que impiden que tengamos lo que se dice una vida plena y satisfactoria. Y aquí lo único que se puede hacer es, primero ser conscientes y responsables de que todos los pensamientos que tenemos los hemos creado nosotros mismos, sin ninguna ayuda, puesto que nadie puede obligarnos a pensar ni bien ni mal, una vez aceptemos esto, comprenderemos que ni el subconsciente ni el inconsciente son culpables de nada, solo de guardar un registro completo de pensamientos y recuerdos si ¡todos! y al tener mas almacenamiento en el subconsciente de malas experiencias y peores pensamientos esto es lo que sale a la superficie con mas facilidad haciendo que en el momento en que estas creando algo nuevo en tu mente, estos salgan como un batallón de infantería para fastidiar, bloquear, sabotear tus nuevos pensamientos, y es ahí cuando hay que hacer uso de lo que se llama control de pensamiento, sin luchas ni temores, dejamos ir el viejo patrón del pensamiento y construimos otro que regenere y limpie los archivos nefastos del subconsciente, para hacer esta limpieza hay que...ya lo he dicho, ser conscientes de nuestra responsabilidad para con nosotros mismos, dejar de culpar a terceros de nuestras desgracias y errores, y tomar la vida en consideración, solo podemos ser dos cosas o felices o desgraciados y ya aquí que cada uno tome su camino. Y sobre todo que no vengan diciendo que fue fulanito o menganito que les hizo esto u lo otro, nadie es responsable de nuestra mente ni de nuestros sentimientos, así que aprendamos a perdonarnos a nosotros mismo que nos esta haciendo mucha falta, y luego a los demás, cambiar el mundo, cambiar a las gentes es imposible si nosotros no somos capaces de hacerlo, ¿Quieres cambiar algo? Empieza por ti mismo!!! Lo siento,Perdona Gracias Te Amo.