jueves, 16 de febrero de 2017

Algunos ejemplos útiles para comprender mejor nuestros pensamientos

El otro día estaba escuchando un audio-libro de W. Dyer y daba unos ejemplos muy interesantes y fáciles de asimilar. Ya sabemos que el pensamiento es algo que funciona continuamente quieras o no, la mayoría de las veces con repetición, otras parece que tenga un automático para darnos solo malas impresiones y peores sensaciones, esto es así para casi todos nosotros, hubo un tiempo en que según decía mi abuelo, era imposible dominar el pensamiento, y fue con esta idea loca que de algun modo se consiguió que las personas sufrieran el acoso de dicho pensamiento en deterioro de su salud física y mental, hoy en día somos muchos los que no solo sabemos que si se puede dominar y reeducar el pensamiento, si no que además podemos servirnos de el para mejorar toda nuestra vida, eso si, solo la nuestra, ya que cada uno es libre de pensar como quiera o pueda.
Aquí va el ejemplo del doctor W. Dyer : A una persona le dan un millón de euros o dolares, (es igual la moneda que sea) Esta persona se va contenta y feliz a gastarse el dinero, entra en una tienda de muebles y ve una mesa horrorosa, y la compra, luego ve un cuadro y una lampara muy feos y los compra, y así hasta completar los muebles de su casa con todo lo mas horrible que había encontrado para comprar, se gasta casi todo el dinero y se va a su casa. Cuando llega a su casa se echa las manos a la cabeza diciendo, " Me he gastado todo el dinero en cosas horribles que me desagradan y no me hacen feliz...¿Cómo es posible ser tan tonto ?
Explicación : Tenemos un intelecto, un cerebro maravilloso y,¿ Que hacemos con el?. Lo llenamos de pensamientos horribles que nos sirven solo para amargarnos la vida, estar enfadados, sentirnos frustrados, y esto en el mejor de los casos, en los peores casos sirve de venganza, odio, soledad, enfermedades y rencores sin fin, que hacen de una vida un verdadero infierno. Tenemos el arma perfecta para ser lo que hemos decidido ser, y ese arma se llama pensamiento, nadie puede cambiar, mejorar, empeorar o anular el pensamiento ajeno, esto es algo a nivel individual, así como se piensa se atrae lo pensado, ya sean personas o casos y cosas, no sean como mis abuelos, ellos no sabían de estos cambios, nosotros si sabemos y lo mínimo que podemos hacer para querernos mejor es tener la disposición permanente de un cambio a favor de una vida mejor.

jueves, 26 de enero de 2017

Me voy, pero no del todo

No puedo dejar de escribir aunque sea de tarde en tarde, y es lo único que voy a compartir en G+ se que hay muchas personas que me siguen en mi blog y por esas personas y mi cariño hacia ellas voy a seguir publicando. Nunca me ha gustado que me impongan nada, soy un espíritu libre creo que ya os habéis dado cuenta, como el cambio de formato de G+ no me gusta, no lo sigo y !listo ¡ .
Esta semana ha sido un pelín dura, aparte de haber estado un poco malita, ya estoy muy bien, me he tenido que enfrentar otra vez al "Permite, Perdona y Olvida" hablo de las mentiras, esas mentiras que demuestran la falta de ética, respeto y lealtad, pasemos de ellas hay muchas mentiras por ahí y como ya he dicho en alguna ocasión, todos mentimos alguna vez aunque sean mentiras piadosas...siguen siendo mentiras. Yo tenía un lema con mis hijos, cada vez que me preguntaban por el significado de la libertad, siempre les decía lo mismo, la libertad es solo poder decir la verdad sin miedo a las consecuencias, nadie que sea mentiroso sera nunca libre, ya que la libertad es una forma de sentir y pensar de modo diferente a los que mienten, es igual en que estado o país vivas, si tu te sabes libre y te sientes capaz de serlo, nadie puede arrebatártelo, y yo lo se muy bien porque viví en dictadura sintiéndome libre, sin gritar ni chillar por la libertad, la libertad es como el amor o lo sientes y lo conoces o no lo sientes y entonces lo desconoces. No se si mis hijos se sienten tan libres como yo, nunca se lo he preguntado, pero los veo felices y eso es lo que importa, por lo menos a mi.
Como he dicho anteriormente seguiré publicando, por ahora solo os puedo dejar un abrazo de hermana y un pensamiento lleno de cariño y fidelidad.

viernes, 6 de enero de 2017

Almas generosas, vidas plenas

Cada persona siente, ve y comprende de forma diferente, me ha costado mucho trabajo entender el porque ciertas personas ven la vida de otra manera que la mía, incluso a veces pienso que me dan la razón para no seguir con el tema que estemos tratando, cuando esto pasa, me paro, dejo de hablar y dejo que la persona siga su ritmo de vida. Somos tan distintos siendo iguales, que a fin de cuentas lo más importante es mi posición hacia mi misma, y esa es, vive y deja vivir. Todo cuanto queremos obtener en la vida requiero un trabajo suplementario ya sea físico que mental, hay quien piensa que la única forma es luchar y luchar, dejarse la piel en el intento, no es que yo no haya luchado que si lo hice en el pasado, por eso se lo que cuesta a nivel de vida, angustia, presión, decepción, pérdida de tiempo, si al final lo consigues todo parece estar bien, digo parece...que no siempre es el caso. Un día bajé los brazos ante la lucha, a cambio subí mi autoestima, empecé a trabajar con mi mente y decidí que no había venido para luchar toda la vida para tener una mejor vida, y de alguna manera la vida se volvió más apacible, más sensata y generosa. No podemos cambiar la vida de nadie, absolutamente de nadie a menos que ese nadie no haya decidido cambiarla, y esto no es fácil de aceptar, la primera obligación que tenemos es aceptarnos a nosotros tal cual somos y la segunda aceptar y respetar a los otros tal y como son. Es tarea más que difícil y complicada, es algo que deberían de enseñarnos desde la niñez, no lo hacen, por qué no lo saben...yo tampoco lo sabia cuando mis hijos eran pequeños. Pues bien ahora que lo sé vivo mucho más tranquila, he criado a tres hijos yo sola, se luchar, es obvio, aún así la lucha más grande, difícil y cruel fue la que tuve conmigo misma, valió la pena, creo que gano la mejor parte de mi misma, ahora si alguien quiere hacer lo mismo solo tiene que estar dispuesto a hacerlo, y cuando llegue el momento vencerá, tarde o temprano todos tendremos que despertar y abrir los ojos para poder ver en realidad que es estar despierto ante la vida, mientras tanto respetemos a los que duermen, sin ruidos de conciencia ni prejuicios, nadie es mejor que nadie, todos tenemos mucho que aprender, tenemos algo maravilloso los humanos, saber que podemos ser mejores, podemos hacer nuestro mundo mejor, tenemos el infinito poder de unas mentes privilegiadas dotadas de toda clase de emociones hermosas, por eso es mucho más sensato calmarse y sentir las emociones desde un alma infinitamente generosa con los demás, simplemente aceptándolos
tal y como son, eso es generosidad.